Actualidad

Los trabajadores de Química Sintética donan a Cruz Roja más de 580 meriendas para niños de Alcalá en riesgo de exclusión social

18 / 12 / 2015

Los trabajadores de la planta Química Sintética han donado a Cruz Roja- Corredor del Henares 585 meriendas para niños en situación de exclusión social de Alcalá, como resultado de la puesta en marcha de una campaña solidaria ideada por uno de sus trabajadores.

El acto de entrega de donación, celebrado el pasado miércoles en las instalaciones de la planta del Grupo Chemo en Alcalá de Henares, contó con la presencia del vicepresidente de Cruz Roja Española -Corredor del Henares, Juan José Sánchez, el director de Química Sintética, Jesús de Gregorio, así como algunos profesionales de la planta, entre los que se encontraba Rodrigo Moreno, el trabajador que propuso este proyecto solidario en una de las plataformas que posee la compañía para la recogida de ideas innovadoras.

El proyecto,que se ha llevado a cabo a lo largo de todo un año, ha consistido en segregar y enviar a una recuperadora de metales los cierres metálicos de los envases de materias primas empleadas en el proceso productivo de la planta. Estos aros al segregarse adquieren un valor económico que la Compañía ha destinado a Cruz Roja.

Una muestra de gratitud a Alcalá de Henares

Asimismo, a esta recogida de cierres metálicos, se ha unido la campaña “¿Para cuántas sonrisas llevas en el monedero?”por el cual los trabajadores han colaborado a título personal haciendo distintas aportaciones para completar la donación.

No es la primera vez que Cruz Roja Corredor de Henares y Química Sintética colaboran.

El vicepresidente de Cruz Roja Española -Corredor del Henares, Juan José Sánchez, destacó que “esta iniciativa se enmarca dentro las actividades de Cruz Roja a favor de la infancia y el apoyo a personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad social.  Un agradecimiento a los trabajadores de Chemo por estas iniciativas que impactan positivamente en las familias que más lo necesitan”.

Por su parte, el director de la planta, Jesús de Gregorio, destacó que “desde hace varios años mantenemos una estrecha relación con Cruz Roja, organización a la que respetamos profundamente por la inmensa y gran labor social que llevan a cabo en la región. Como parte activa y motor socioeconómico de Alcalá, estamos muy  orgullosos de cómo una iniciativa personal de uno de nuestros trabajadores ha sido secundada por toda la plantilla transformando algo cotidiano de nuestra actividad productiva en sonrisas”.

En este sentido, destacó que “con este proyecto los trabajadores comparten con  la población su gratitud por trabajar en la ciudad complutense, contribuyendo a seguir creando empleo dentro de un marco responsable. De ahí que hayan pensado que la mejor manera sea ayudar a los niños en riesgo de exclusión social que son los más desfavorecidos en tiempos de crisis”.